BONIATO RELLENO CON GREMOLATA DE ALMENDRAS | Las María Cocinillas

Leave a Comment
El sábado pasado acudimos al mercado local que hay en nuestra localidad como todas las semanas. Siempre elaboramos una lista con los productos que consumimos más habituales, además programamos todas las recetas de la semana para hacer que nuestra compra sea más económica y a la vez plantear recetas que puedan sorprender a nuestros lectores.
Siempre dejamos un margen para comprar productos nuevos que no hayamos probado o simplemente porque estén tan buenos que no podamos decirles que no. Esto nos pasa cada semana, siempre hay productos que nos sorprenden y nos dan alas para elaborar nuevas recetas.
Encontramos unos boniatos blancos que nunca habíamos probado y por recomendación de nuestro frutero nos lo llevamos, ademas de unas fabulosas espinacas.
Muchas de nuestras recetas empiezan así, en el mercado, conversando con nuestros proveedores y siempre acaban saliendo recetas de diez.
Este boniato blanco tiene la característica de que es menos dulce y tiene un sabor ligero sabor a castaña, lo rellenamos de tofu salteado para equilibrar nutricionalmente nuestro plato, las espinacas que estaban impresionantes. Luego siempre viene una salsa o aliño que potencie nuestra comida y que es la que le da toda la chispa. Optamos por una gremolata de almendras, con bien de limón y perejil que le dio a nuestro boniato la chispa que le faltaba.



Ya sabéis que somos amantes de las comidas vegetales, aquellas dónde as verduras tienen un 90% de importancia en el plato amo mínimo. Hace nos días en el mercado local, encontramos estos boniatos amarillos. Siempre solemos comprar los naranjas, los más comunes en nuestra zona, y al ver los amarillos nos apeteció probar. Creo que si encontrara estos siempre, sería mi elección continua ya que su intenso sabor a fruto seco, como a castaña y menos dulzón, a mi paladar lo hace mucho  más apetecible. Hemos hecho una versión rellena con tofu y una salsa gremolata de almendras para acompañarlo. 

INGREDIENTES (para 2 personas):

1 boniato blanco (opcional) grande
125 gr tofu desmigado
1 manojo de espinaca
1 diente de ajo chafado con piel
1 rabanillo picante
20 gr aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra

Para la gremolata de almendras:
50 gr almendra tostada
1/4 diente ajo sin germen
20 gr hojas de perejil
125 gr aceite de oliva virgen extra
20 gr agua
Sal y pimienta
1 limon

Para elaborar la gremolata empezaremos majando los frutos secos con la sal y el ajo en un mortero, cuando este hecho una pasta añadiremos la pimienta y las hojas de perejil y lo volveremos a majar bien, añadir el agua y el aceite en forma de hilo para que vaya emulsionando poco a poco. Finalmente añadiremos la corteza de medio limón rallada bien fina y el zumo del limón entero.
Lavar bien el boniato y asarlo 45 minutos en el horno a 180 grados, dejar que se atempere y abrirlo a lo largo. Con una cuchara sacaremos parte de la carne del boniato que saltearemos en una sartén con el tofu desmigado y los 10 gr de aceite de oliva virgen extra. Volver a rellenar los boniatos con la farsa.
En la misma sartén con el resto del aceite de oliva virgen extra dorar un diente de ajo, cuando haya desprendido todo su aroma al aceite añadir las espinacas bien lavadas y saltearlas, condimentar con sal y pimienta y disponer encima de los boniatos rellenos. Para acabar la receta cortaremos un rabanillo picante bien fino y la gremolata napando los boniatos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras! :D