RECETA DE BONIATO RELLENO Y ORGANIZACIÓN SEMANAL EN LA COCINA | Las María Cocinillas

Leave a Comment






Espero que esta receta sea de las primeras en arrastra con los ingredientes de otoño, hoy el boniato es el protagonista. No sé a vosotros, pero a mi me encanta. Tanto para elaboraciones dulces como saladas es un gran aliado de esta temporada. Hoy os presento esta opción relleno de lentejas, espinacas y queso ricotta, pero en el blog, también tenéis los Boniatos rellenos de espinacas, feta y aguacate (ver aquí) Además, con la elaboración os he dejado un resumen de mi planificación semanal para organizar mis menos semanales. Es bastante global, pero quiero que me digáis que os parece y si queréis otra entrada en la que hable de todo más detalladamente. 

INGREDIENTES

2 boniatos grandes (o medianos)
un puñado de espinacas
100g queso ricotta
150g lentejas en seco - 170g en remojo
20g pipas de calabaza

Para las LENTEJAS.
1 hoja de laurel
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de comino (opcional)
podéis añadirle también 1/2 zanahoria y 1/2 cebolla
20g aceite de oliva
sal al gusto
170g lentejas en remojo
390ml agua

Para la Salsa de Tahina.
2 cucharadas de tahini
4 cucharadas de agua (yo usé el calco de cocción de las lentejas)
el zumo de medio limón
sal al gusto (opcional, yo no le pongo)
pimienta al gusto

Encender el horno a 200C calor arriba y abajo. En una bandeja, colocar los boniatos rociados con un poco de aceite de oliva, sal y dejar 1 hora, hora y cuarto, hasta que queden bien cocinados. Reservar. 

Para preparar las lentejas podéis ponerlas en un cazo de forma tradicional, todos los ingredientes hasta que queden hechas. Tendréis que remover cada cierto tiempo para que no se peguen. Escurrir y reservar. La segunda forma es en olla rápida, unos 25 minutos. Y la tercera en Thermomix. Poner todo en el vaso y programar 30 minutos, 100C, giro inverso y velocidad de cuchara. Yo siempre elige una de las dos ultimas porque me permite olvidarme de el cocinado y a la media hora ya esta listo. 

Para la salsa es tan simple como juntar todos los ingredientes, batir con unas varillas para que quede una mezcla uniforme y servir acompañando a los boniatos, que rellenaremos con la mezcla de lentejas, espinacas baby, pipas de calabaza y ricotta. Yo suelo ponerlo en un cuenco, lo mezclo bien y ya relleno los boniatos al gusto. Podéis tomarlo en frío, templado o caliente, a vuestro gusto. 


Cocinando una tarde o mañana a la semana, todas las verduras y cereales, es mucho más fácil programar las comidas y cenas. Preparo cremas de verduras para cenar casi todas las noches, es una opción muy versátil, ya que hay una cantidad enorme de verduras diferentes y podemos tomar cada día sin repetir. En la entrada anterior del blog os he dejado un recopilatorio con las recetas de cremas que tengo en el blog (pincha aquí para verlas). Suelo alternarlas, con hervidos de verduras o tortillas y ensaladas. Dejando los platos más fuertes para medio día, y con más tiempo para digerirlos. 

Podéis comer las verduras crudas, como el calabacín, la calabaza, la remolacha, el pimiento...podéis cortarlos en cubos y guardarlos en tarros. Podéis cocinarlos, al vapor o cocción en agua, al dente o un poco más, y guardarlos cocinados. O en elaboraciones, como pisto. También hago lo mismo con las salsas: tomate, pesto, humus, baba ganoush, muhamara...son cremas/salsas que aguantan cerradas bien herméticas varios días sin problemas.  O al horno, poner varias bandejas con todas para que se vayan haciendo a la vez que vamos cocinando lo demás. 

Yo os recomiendo que tanto los cereales como las verduras las dejes al dente, para que no se hagan una pasta al calentarlas después. Quinoa, arroz, pasta, espelta...Los cereales al dente,los paso por agua y bien escurridos sin humedad al bote de cristal con un poquito de aceite. 

Con la verdura que no uséis, yo la guardo en nevera, entre papel absorbente, para que no cojan humedad, al igual que la fruta, para que tarde más tiempo en madurar. Sólo tendréis que sacarla el mismo día o unas horas para tomarla del tiempo si no os gustan frías. 

Para todo lo que os he dicho, siempre uso o tarros o tuppers de cristal. No uso nunca plástico. Sólo lo uso en bolsitas, a veces para congelar, porque es más cómodo y porque el cristal se rompe.  

Esto sería una explicación muy global, si queréis algo más concreto, sobre todo o parte del contenido de la organización escribirme por mensaje privado de Instagram y decídmelo sin problema. Tengo pendiente grabar varios videos explicativos con todo, pero mientras sería genial, conocer en que temas concretos tenéis alguna carencia. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras! :D