PAN SIN GLUTEN apto para celiacos e intolerantes a gluten y lactosa | Las María Cocinillas

2 comments



Receta Lala Kitchen


A veces una receta puede solucionar muchos problemas y creo que es el caso de éste Pan de semillas y trigo sarraceno. En el momento que te detectan una intolerancia, todo se vuelve más difícil, pero es cuestión de paciencia y tiempo encontrar recetas que nos ayuden a superarlo. 

Para las personas celiacas o intolerantes al gluten, es difícil hacer o encontrar un buen pan sin gluten, y creo que ésta receta es perfecta para ellos. Es un pan que no necesita masa madre, ni levadura ni muchos ingredientes, tan simple como lo hacían nuestros antepasados hace años, solo un buen remojo del trigo sarraceno en agua, para que fermente y podamos obtener un pan delicioso, fácil y que nos quitará muy poco tiempo. 

INGREDIENTES

350g trigo sarraceno en grano (Yo uso el del El granero Integral, que lo encuentro fácilmente en mi herbolario) 
10g sal
180ml agua
100g semillas de girasol
60g semillas de calabaza
3g aromáticos. Yo siempre uso Tomillo fresco (si no encontráis podéis usar seco)
Para el molde. Aceite de oliva y harina de arroz

Poner el trigo sarraceno a remojo durante 4 horas en un tarro cerrado (imagen). Una vez que han pasado las 4 horas escurrir los granos de trigo, pero no en exceso, veréis que forma ya un poco de tele, que será perfecto e indicativo de que estamos haciendo bien la receta. Ponemos el trigo, junto con el agua de la receta y la sal en un robot de cocina y trituramos unos segundos. El grano debe quedar medio entero, no pasaros. Volvemos a introducir la mezcla en el bote (limpio) y lo dejamos fermentar.

 Este proceso es el mas largo de la receta, ya que tendremos que dejar fermentar el grano de 12 a 24 horas. Dependiendo del grano y la humedad que tengáis en casa. Después de muchas elaboraciones, me gusta ponerlo en un tarro como el que veis en la imagen de abajo, cerrado herméticamente porque es como mejor queda. Sabréis que la mezcla está lista cuando haya crecido un poco dentro del tarro (de uno a dos cm) y quedará una masa tipo mousse que huele algo mal ( en algunos casos bastante mal). 

Ya sólo tendremos que hornear el pan. Poner en una bandeja de horno las semillas y dejarlas a 220C unos 5 minutos, que se tuesten (este paso también podéis hacerlo en la sartén, pero ya que encendemos el horno para hacer el pan, a mi me gusta mucho mas como quedan horneadas). Triturarlas y añadirlas al bote con nuestro trigo fermentado y las hojas de tomillo fresco. Mezclar hasta que quede todo bien integrado y poner en un molde de 20-25cm, bien impregnado con un poco de aceite de oliva y encima harina de arroz. Hacer un corte longitudinal al pan y meter el pan al horno. bajar a 200C y dejar cocer durante una hora , hora y cuarto. Al meterle el cuchillo, veréis que aún queda un pelón húmedo, pero la cocción ya habrá sido suficiente. Dejar enfriar dentro del molde, y luego sacar a reposar a una rejilla para terminar de enfriar ( si lo sacas del molde recién salido del horno y caliente se os romperá, esperar al menos media hora)

Veréis que huele muy bien, que aguanta perfectamente varios días (4-5) en nevera (yo lo guardo en una bolsa de plástico bien cerrado). Podréis también congelarlo en rebanadas y tostarlo directamente al sacarlo. DE cualquier forma, es uno de los mejores panes sin gluten que he probado. 








2 comentarios:

  1. Que bueno se ve, es ideal para los celiacos y para todos.
    Besoss

    ResponderEliminar
  2. La fermentación es fuera de la nevera?

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras! :D