SANDWICH HELADO DE NATA CASERO | Las María Cocinillas

Leave a Comment




Sandwich helado casero de nata con chocolate y frutos rojos, una opción de helado saludable, fácil y muy rápido de hacer. Todos los ingredientes van en crudo, por tanto no usaremos ni horno ni fuego, y todos los ingredientes son sanos y muy saludables. comer helado no es sinónimo de comer mal y este es un claro ejemplo de ello. La receta esta inspirada en la de ruibarbo de los Green Jitchen Stories. 

INGREDIENTES

 Galleta

200g avellanas
50g copos de avena o harina de avena
25g cacao en polvo, sin azúcares añadidos
5g sal
35g aceite de coco/aceite de oliva
200g dátiles sin hueso

Helado

250g queso crema
250g queso mascarpone
40g miel o edulcorante natural (sirope arroz, agave...)
150g frutos rojos (naturales o congelados)
50g chocolate en trocitos

Empezamos elaborando la galleta, para ello pondremos las avellanas, los copos de avena, el cacao y la sal en la procesadora de alimentos o robot y los trituraremos. Apartamos en un cuenco e introducimos los dátiles y el aceite de coco. Trituramos hasta conseguir una pasta. añadimos los ingredientes que habíamos mezclado al principio y mezclamos ambas cosas juntas. Debe quedar una masa que sea manejable y que pueda juntarse con facilidad. Si vemos que queda algo quebradiza podemos añadirle un poco más de aceite de coco hasta conseguir la textura deseada. Ya que éste será el que actué al congelarse como punto de unión de la masa. Dividimos la masa en dos partes iguales. 

Con papel de hornear hacemos la forma rectangular de nuestro molde y estiramos cada mitad en un papel diferente. Ponemos una de ellas en el molde, y lo guardamos en el congelador 10 minutos. La otra la reservamos en la nevera mientras seguimos elaborando la capa de helado.

Ponemos todos los ingredientes del helado en un bol y mezclamos hasta conseguir una textura uniforme y que todos los componentes estén integrados. Cuando hayan pasado los 10 minutos, sacamos del congelador el molde con la primera capa de galleta, que habrá endurecido y ponemos encima la capa de helado. Con ayuda de una espátula lo nivelamos y volvemos a congelar 10 minutos más. Sacamos, y ponemos encima la ultima capa de galleta que teníamos reservada en la nevera, con ayuda de las manos lo dejamos bien y lo guardamos de nuevo en el congelador. Se recomienda dejarlo mínimo 4 horas, pero a nosotros nos gusta de un día para otro. 

Para hacer los sandwiches solo tendréis que cortarlos de forma similar con ayuda de un cuchillo, pasada la hoja previamente por agua caliente, para que se puedan realizar bien los cortes. Podéis guardarlos de forma invidivual en un tupir  separados con papel de hornear e ir sacándolos al gusto. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus palabras! :D