Claxon, cruce de cocinas, Palma de Mallorca

1 comment






A veces, un simple gesto como el sonido de un claxon puede cambiar nuestras vidas, alguien que nos conoce y que presionando el volante de su coche nos llama y nos saluda, un gesto pequeño que puede hacer que todo lo que tenemos al rededor cambie. Pues eso mismo, fue lo que cambió la vida de estos tres cocineros y amigos, Enzo  Cominetti, Carlos Barandiariaín y Rafa Nadal, después de muchos años experimentando  con ingredientes, sabores y texturas por lugares diferentes del mundo, un día cruzaron de nuevo sus caminos y decidieron cruzar también sus cocinas, dándole forma bajo el nombre de  Claxon, cruce de caminos -y de cocinas-.







Ya no solo el nombre del local afecta a los dueños si no a la propia decoración. Cada elemento, cada detalle, cada silla tiene su historia, combinan mesas y sillas de aluminio, en un espacio amplio, tipo industrial con elementos vintages, que son parte de la propia familia de los cocineros. Además, el local cuenta con una terraza interior, perfecta para el verano. 





Cocina española de mercado, con productos frescos y toques internacionales, todo reinterpretado por ellos para dar lugar a una innovadora y creativa carta que podemos degustar los jueves noche, viernes medio día y noche y sábado noche. El resto de la semana, cuentan con un menú casero de medio día, que van cambiando todas las semanas y que van publicando en sus redes sociales. También ofrecen desayunos y meriendas.

Elegimos varios platos para compartir. Las brochetas de langostinos rebozados en kikos con una salsa de queso parmesano, nos encantaron. Presentadas en una caja china. El Gazpacho de Mango, suave y súper refrescante en boca.








Pedimos el Tartar de Salmón que tenían fuera de carta por recomendación de Carlos, y no pudimos hacer mejor. Mi acompañante era poco amante de este tipo de platos y disfruto de lo lindo, estaba brutal. 




Aunque esa noche no cenamos mucho, siempre dejamos sitio para el postre, pedimos el Cocoloco de piña y el bizcocho de remolacha con salsa de chocolate blanco y helado de queso quark. Presentación cuidada y un sabor súper conseguido, da gusto ver que no dejan de lado los postres.







Conocimos el local, ya que estuvimos unos días de vacaciones en Palma éste verano, y tuvimos la suerte de que nuestro hotel estaba en la misma calle. Fuimos a cenar y nos gustó tanto, que volvimos a probar su menú del dia, del que os dejo a continuación también las fotos. Varias propuestas a elegir. 

De primero Salmorejo con jamón y Springroll de salmón con tomate asado y queso crema.






Bonito con patatas y veloute de puerros y Risotto de coliflor y queso de mahon, de segundos.






Y Tarta brossat con helado de mora y piña asada con espuma de moscovado y canela de postre. Destacar la presentación de muchos de sus platos en estos botes,es ya una Marca de la casa.








Una propuesta llena de posibilidades en el centro de Palma. Tiene bastante demanda y el precio no es excesivo. Un local con mucho concepto, que transmite esa esencia que lo creo a los comensales. Cosas del destino - o no -, dicen que todo pasa por algo, y este paso por Claxon, también cambió mi vida. 








Dónde encontrarlo:

Restaurante Claxon, cruce de cocinas
C/ 31 de Diciembre, 9
Palma de Mallorca

Precio/persona: sobre 20Euros
Teléfono: 971 90 90 75
Webhttp://www.restauranteclaxon.es/

1 comentario:

Gracias por tus palabras! :D