Receta de Magdalenas caseras

2 comments


¡Hola a todos! Mi nombre es Marian y como colaboradora del blog, ya iba siendo hora de que, también yo, compartiera con vosotros alguno de mis muchos experimentos culinarios. Para mi primera entrada del blog he elegido una receta dulce… ¡Magdalenas caseras! Es la primera vez que la hago, y como buen ‘experimento’ no ha salido exactamente como pretendía. Pero el resultado ha sido, sin duda… ¡Un éxito!

p.d: La receta, como he dicho antes, no ha salido como pretendía inicialmente. Esto quiere decir que hay un error en la misma… ¿Sois capaces de adivinar cuál es? :-)

Ingredientes
* Para 20 magdalenas.

-1 vaso de leche.
-3 vasos de harina.
-2 vasos de azúcar.
-1 vaso de aceite
-2 huevos.
-2 cucharaditas de levadura.
-Colorantes para repostería.
-Cacitos para magdalenas (Estos son de Ikea y están estampados, pero también los podéis encontrar en Mercadona, aunque estos últimos son más pequeños y blancos.)

*Medida del vaso: El vaso que he utilizado ha sido uno pequeño.


Modo de Preparación

1ºPaso: En un bol grande, poner juntos todos los ingredientes y mezclarlos muy bien con la batidora.


2ºPaso: Colocar los cacitos en la bandeja de horno y rellenar las capsulas de papel, hasta ¾ partes de su capacidad.


3ºPaso: Rociar con azúcar la parte superior central de cada magdalena.

4ºPaso: Con el horno a 180ºC, meter la bandeja durante 25 minutos... mientras vigilas de vez en cuando para que no se pongan mas morenas de lo que se aprecia en la foto, ya que , de lo contrario llegarian a quemarse o si no, se quedaria demasiado duras y secas por dentro.


¡Y aquí tenemos el fabuloso resultado! Huelen de maravilla y están deliciosas… ¡más aun si las partimos por la mitad y las untamos con mermelada de fresa!

¿Os habéis dado cuenta del error?

Pues bien, como podéis ver en la fotografía de los ingredientes, he incluido el colorante de repostería. En la siguiente foto, se ve como he añadido el colorante rojo y el azul a la mezcla. Y como se ve más abajo, las magdalenas tienen un color normal, como si no llevaran colorante. Aunque he seguido las medidas de las instrucciones del colorante, no he caído en la cuenta de que un litro de liquido no es lo mismo que un litro de pasta espera, por lo tanto la concentración de color ha de ser mucho mayor para que pueda llegar a apreciarse al final. La conclusión es que si queréis que vuestras magdalenas tenga un color rosado…. ¡Tenéis que echar todo el bote!



2 comentarios:

  1. Qué buena pinta tienen!!!! Y si no pones lo del error, ni nos damos cuenta!!! Es una magnífica receta y algún día de estos la hare para merendar. xDD

    ResponderEliminar
  2. Y no solo la pinta es buena!!! Mmmmm... Las hice este fin de semana y nos encantaron a toda la familia. Las mejores magdalenas que hice hasta ahora!!! Receta sencilla, fácil y rápida.

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras! :D