Llega el buen tiempo, y creo que voy a empezar a llenar mi cocina de todo tipo de granizados y helados. Ésta opción es increíble, ya que en casa mi chico es súper fan del café y en cuanto empieza el calor le gusta mucho más tomarlo frío que caliente en algunos momentos del día. Os traigo este frappuccino de dulce de leche, para darle un toque diferente y delicioso a vuestros helados de café.


INGREDIENTES


16 ud cubitos de hielo
200ml leche
100ml café
100gr dulce de leche, cajeta

decoración, nata montada o nata batida y mas dulce de leche

Tan sólo tendremos que colocar todos nuestros ingredientes en el robot de cocina o batidora, en este caso nosotros usamos el batidor de vaso o blender de alto procedimiento que tiene una potencia increíble. Cubitos, leche, café y dulce de leche. Tritrar unos segundos, controlando que el hielo quede en su punto óptimo, tipo granizado. Si batís de más os quedará aguado. Servir en vasos y disfrutar. Nosotros le añadimos un poco de nata  montada casera y un hilito más de dulce de leche. 



Llega el buen tiempo y ya empezaré a dejaros propuestas de ensaladas y platos templados o fríos, siempre intento usar producto de temporada, verduras cereales o legumbres y cosas muy nuestras, muy mediterráneas, como son las aceitunas, para intentar siempre dejaros ideas para llevar una alimentación lo más equilibrada posible, como ésta ensalada de quinoa con verduras y pesto de aceitunas

La quinoa me encanta como cereal, ya que no lleva gluten y es muy fácil de digerir, la uso tanto o más que el arroz, y en el blog ya tengo un archivo de recetas con ella. Pero esta vez os presento una opción más apetecible, tal vez, porque las cremas tipo pesto o hummus, están tan de moda ahora. Siempre me gusta aderezar las ensaladas con vinagretas o pestos, ya que son una opción fácil y muy versátil. 

El pesto de aceitunas se me ocurrió el fin de semana pasado, cuando estábamos de aperitivo en casa. Supongo que como a vosotros, al final siempre pensamos en lo que hacemos, y ver que estábamos de aperitivo, con unas patatas, cerveza, olivas...dije, pues porque no, por que no usarlas para hacer un pesto ¿Habéis pensado alguna vez todo lo que podemos hacer con las #aceitunadeespaña? Es un producto que tenemos muy integrado en la sociedad, muy versátil que cuenta con una gran variedad y encima económico. Son nutritivas, por su contenido en ácido oleico, hierro, vitamina E  y atioxidantes. 


INGREDIENTES  4 personas

80gr quinoa por persona
1 berenjena
1 calabacín
50g puntas de esparragos trigueros
200g calabaza o boniato, cocido o asado
200g setas o champiñones
50g brotes de lechugas
50g espinacas baby
un puñado de almendras

Pesto de aceitunas

50g hojas de albahaca
40g aceitunas verdes
125ml aceite de oliva
50g queso parmesano
sal y pimienta al gusto
1/4 diente de ajo o uno pequeño, opcional. 


Cocemos la quinoa en agua hirviendo, se pone el doble de agua en peso que quinoa, y dejar cocer hasta que la quinoa consume el agua, veremos que cambia de color, se forma un circulito blanco en su interior y estará blandita. Escurrimos y reservamos. 

Cortamos las verduras del mismo tamaño, a mi me gusta que sean cuadraditos, la berenjena, las puntas de espárragos, el champiñón y el calabacin, no lo he añadido pero si os gusta también quedaría bien la cebolla. Y sofreimos en una sartén con una cucharada de aceite por persona, hasta que quede bien cocinado. Mientras en un cazo pondremos agua a hervir y coceremos el boniato o la calabaza cortado en cubos también, para que al final la ensalada quede uniforme. Podemos cocerlo, hacerlo en la sartén con el resto de verduras o hornearla.  A mi de las tres opciones, me gusta mucho más la horneada, porque deja más sabor, por eso, casi todas las semanas suelo hornear calabaza, guardarla en el frigo e ir sacandola para los platos que me progame esa semana. Si no, os recomiendo que lo hagáis en la sartén, todo bien sofrito y pochado o al dente.

Una vez rehogada la verdura, la ponemos en un cuenco grande junto con la quinoa y le añadimos las hojas de espinacas y los brotes de lechugas variadas. Mezclamos. reservar.

Ponemos todos los ingredientes del pesto en el blender o robot de vaso, las aceitunas si llevan huevo quitádselo previamente, o si la variedad que os gusta no lo lleva, será perfecta. Y trituráis hasta que adquiere la textura de crema, a mi me gusta ir rectificándolo con un poquito de agua, para dejarlo más fluido o más solido. 

Servir la ensalada con el pesto de aceitunas, y unas almendras tostadas un par de minutos en la sartén u horneadas, bien troceadas, para darle el punto crujiente a la ensalada. Rectificar de sal y disfrutar.   






Ya sabéis que la temporada de Fresas dura de enero a Junio, y el resto del año aunque ahora podemos encontrarlas en el mercado, no es igual. Son fresas que prácticamente no saben a nada, por eso yo aprovecho los últimos meses de la temporada que bajan su precio para hacer despensa y poder consumirlas de verdad. En mermeladas, batidos, helados, granizados, smoothies, ensaladas,...

Os he recopilado todas las recetas de fresas que tengo en el blog, para que podáis ver los diferentes usos que me gusta darles, y que tengáis ideas para exprimir al máximo sus posibilidades.  Para congelarlas y poder usarlas todo el año, sólo tendréis que lavarlas muy bien, retirarles el tallo y meterlas en bolsas de congelación bien cerradas. Yo las divido en bolsas de 200g, y así puedo ir sacando sin problemas. 



Recetas saladas.

Ensalada de quinoa con fresas



Ensalada de garbanzos




Recetas dulces.

Paulaba de merengue con fresas

Brazo de gitano de fresas y chocolate blanco

Tarta fría de chocolate y fresas





Helado de fresas cremoso y casero





Tarta de queso con frutas de temporada






Tarta de fresas fría, sin horno




Crema pastelera de fresa y plátano






Batido de frutas




Tarta de chocolate con fresas y kit kat 




Bizcocho con fresas



Pana cotta con coulis de fresas




Mermelada de fresas



hh






Estoy llenando el blog de platos fáciles de preparar, sanos y fresquitos para poder disfrutar del buen tiempo sin complicarnos mucho en la cocina, pero disfrutando de las comidas, recetas originales, llenas de sabor, usando productos de temporada, frutas, verduras, legumbres.

Hoy le toca a esta maravillosa Ensalada de coliflor o falso cous cous de Coliflor con verduritas. Todos los ingredientes van en crudo aportándole un toque de frescura y sabor increíbles. Una plato acalorico y delicioso, que hecho con tiempo y dejándolo en el frigo para que esté bien fresquito a la hora de servir, sera una sorpresa para todos los comensales. 

INGREDIENTES


  • 1 Coliflor
  • 1 calabacin
  • medio pimiento verde
  • medio pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 cucharadita de ras-el-hanout (opcional)
  • cilantro fresco
  • lima o limón 
  • vinagre (yo le puse de arroz)
  • Aceite de oliva y sal






ELABORACIÓN 

Ponemos en una ensaladera toda la verdura en crudo y cortada en taquitos. Los pimientos, el calabacín, la cebolla y la zanahoria. También las pasas. En el vaso de la Thermomix o en una trituradora/picadora ponemos las ramitas de la coliflor, quitándole el tallo y pulverizandolo unos 10 segundos. Debe quedar como si fueran granitos de arroz. llevad cuidado no os paséis porque si no se quedará una pasta. Id triturando poco a poco. Incorporamos la coliflor al bol, directamente o pasándola unos minutos por la sartén. Guardamos en el frigorífico hasta la hora de servir.  Bien fría y aliñada con el ras el hanout, el aceite de oliva, el vinagre de arroz, el cilantro, la lima o limón y la sal.


Las verduras que he usado podéis sustuirlas por otras que más os gusten o que estéis acostumbrados a consumir en casa o como os he dicho en la introducción que estén de temporada en cada estación, lo importante es que os quedéis con la idea de la ensalada de coliflor, la técnica de prepararla así en crudo y que quede como un bous bous, esta la podéis hacer con cualquier cunífera, es decir, coliflor, bróculi, romanescu...cualquier variedad será perfecta. 








Una de las cheescakes mas famosas por la red es esta que hoy os enseñamos, la japanese cotton cheesecake, o tarta de queso japonesa. Es una receta peculiar, y se caracteriza por la esponjosidad que tiene, mucha altura y mucha esponjosidad. 

INGREDIENTES

100g queso crema
100g mantequilla
130ml leche
8 yemas de huevo
10 claras de huevo
60g harina
60g maicena
130g azúcar
azúcar glass para decorar

Mezclar la mantequilla, el queso y la leche y calentar hasta que se integren. Yo lo hago con varios minutos de calor en el microondas. Incorporar las yemas de huevo previamente batidas, mezclar. Añadir la harina y la maizena previamente tamizadas e integrar hasta que no queden grumos. Reservar. Montar las claras de huevo junto con el azúcar hasta que formen un merengue ligero, que haga picos, estables pero no demasiado fuertes. Añadir poco a poco el meregue a la mezcla reservada anterior, con movimientos lentos y envolventes y en varias tandas, hasta que se integre toda la masa por completo. Poner en un molde previamente engrasado de 20-22 centimetros y hornear a 160C 1 hora, apagar el horno y dejar entreabierto que se enfrie 20 minutos. Sacar, desmoldar y enfriar. Servir con azúcar glass. 




Siempre he querido ir de viaje al sur de Portugal. Mi primera experiencia con este Páis fue hace varios años, con mi grupo de amigos, pasamos un puente de San Jose en Lisboa, y me gusto tanto ésta ciudad, superó tantísimo mis expectativas, que después de oír hablar tanto de la zona del sur, cuando mi hermana me propuso el viaje, no pude más que seguirla y organizar un viaje de una semana en el Algarve. 

Deciros, que creo que fuimos un poco a la aventura, porque hasta el día de antes, ninguna de las dos nos molestamos en mirar que ver o qué hacer en el viaje, pero salió todo mas que bien y al final, lo que queríamos que era hacer un viaje juntas y disfrutar de lo que nos rodeaba sin estar pendientes del tiempo o el móvil, fue lo que conseguimos. 

Lo que si hicimos es reservar dos apartamentos vía Airbandb. Dividimos el viaje en dos, uno de ellos estaba situado en la ciudad de Lagos, y el otro en Tavira, en concreto en un pueblecito llamado Cabanas a 5km de la ciudad. Y fue un gran acierto, porque desde allí en coche nos íbamos desplazando a las playas o lugares que queríamos ver.  Creo que mas que soltaros un rollazo, voy a intentar deciros, lo fundamental, que ver, que comer y lo que a nosotras nos pareció interesante haber sabido antes de ir. 

FUNDAMENTAL. El Algarve es una zona 100% de playa. Si pensáis ver monumentos, estáis muy equivocados. Son pueblecitos monos, pero con poco para visitar, lo más bonito y lo que más sorprende son sus maravillosas playas. El plus de ver la ciudad o pueblo donde estéis, ayudara a rellenar vuestras horas entre baño y baño, pero realmente no podéis planificar el viaje pensando en eso. Nosotras lo hicimos así, y la mitad de los días, nos encontramos con pueblos varios de historia. Con lo cual, terminamos viendo las playas, y los días de más calor, comprobando lo fría que esta el agua del Atlántico. 

QUÉ COMER . Al reves que con las visitas, la gastronomía si cumplió con todas nuestras expectativas. En casi todos los pueblos dónde vayáis, encontraréis bares o restaurantes con una buena oferta gastro, a base de pescado, carne y platos locales. Yo os recomendaría que si vais mas de un día, probéis algún plato local, como el bacalao dorado, las cataplanas de pescado o marisco y sus arroces caldosos. Como dicen, dónde fueres haz lo que vieres, y disfrutar de las maravillas gastaronómicas de la zona siempre va a ser un acierto. Una vez probado esto, el resto de días disfrutad de su pescado y su marisco fresco. Al igual que en España, disponen de un producto increíble y por el contrario que aquí, a un precio bastante asequible. A demás, tienen un arte para hacer el pescado a la brasa brutal. 

Os dejo tres sitios que nos encantaron.

Tavira. Restaurante 3 palmeiras. restaurante o merendero local, con un menú base de 14 euros, a base de pescado a la brasa que esta increíble. El trato desde el primer momento es super cercano, y muy muy rápido. 

Silves. Marisquería Rui. El pueblo es el que más cositas para ver tenía, y la marisquería estaba increíblemente llena. Buen producto, de calidad y delicioso. Sobretodo para marisco será una gozada. 

Lagos. Panadería . Esta en el centro del pueblo, hacen todo casero cada día y nos encanto porque a parte de un pan increíble tienen un servicio de take away o una estación para poder disfrutar allí mismo.  Bocadillos o croissant, rellenos de dulce o salado y café, puedes hacer una parada a desayunar o merendar y va de lujo. Nosotras desayunamos varios días. 





QUÉ VER. Tuvimos la mala suerte de que al ser pascua alguna de las cosas que queríamos visitar estaban cerradas. Había poco, y cerrado, nos llevamos una desilusión, pero creemos que merece la pena ir, porque si esta abierto, a parte de las vistas el interior se veía increíble. 














Empieza el buen tiempo y creo que voy a llenar el blog de tartas fáciles, bonitas, gustosas y fresquitas para que podáis elaborar en verano. Para ocasiones especiales, cumpleaños, fiestas o cenas con amigos,... para cualquier ocasión son siempre un acierto y esta de Plátano y dulce de leche os va a encantar. Siempre ha sido una combinación que me ha encantado y creo que en tarta supera todo lo que me podía imaginar. Para decorarla nosotros hemos elegido un crumble muy fácil de elaborar, pero podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y ponerla como más os guste.







INGREDIENTES

500g nata crema para batir mínimo 35 materia grasa
200g plátano maduro
250g dulce de leche
5 hojas de gelatina cola de pescado
125g leche 

base de galletas.
200g galletas tipo digestive
125g  mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita de canela

Crumble de decoración.

50gr de nueces o almendras 
50 gr galletas
25g mantequilla a temperatura ambiente
25g azúcar moreno o panela
1 cta canela en polvo  

Empezamos haciendo la base de galletas, triturando las mismas hasta que sean casi polvo. Derretir la mantequilla en el microondas panasonic 10 segundos, y añadir encima las galletas y la cucharada de canela en polvo. Mezclar y poner sobre el fondo del molde, presionando un poco por las paredes. 

Hidratar las hojas de gelatina en agua fría y calentar la leche. Pasados 5 minutos, añadir las hojas de gelatina previamente escurridas en la leche caliente, y remover hasta que se integren.  Poner en el vaso batidor el dulce de leche, los plátanos y la leche y triturar hasta conseguir una mezcla uniforme. Incorporar la mezcla en un cuenco grande, un bowl, y reservar. En otro montaremos la nata, que quede semi montada con ayuda de unas varillas o un robot de cocina. E ir incorporándola en varias tandas a la mezcla de dulce de leche, hasta que obtengamos una mezcla con mucho cuerpo, esponjosa, como una mousse. Añadir al molde con la base de galletas, tapar y dejar en el frigorífico al menos cuatro horas, está mejor de un día para otro. 

Para servir hacer un crumble, para ello poner todos los ingredientes del mismo en un cuenco y mezclar con ayuda de un tenedor o las manos. Poner en la superficie de la tarta, desmoldar con mucho cuidado y terminar de decorar con un poco más de dulce de leche por encima.  




Un clásico de la gastronomía española son los postres, los postres tradicionales que todos hemos comido de pequeños. Hoy os quiero enseñar a elaborar uno de ellos, las natillas caseras con galletas maría, pero en vez de hacerlas al fuego, vamos a elaborarlas en el microondas, de forma rápida y sencilla. 

INGREDIENTES 8 unidades

1l leche entera
100g azúcar
100g chocolate de postres 
200 gr yemas de huevo- 10 yemas
20g maizena o una cucharada de almidon 
1 corteza de limón
1 corteza de naranja
1 ramita de canela
galletas maria y canela en polvo para decorar

Separar las claras de las yemas. Poner las yemas en un bol, añadirme un poquito de la leche y batir hasta integrar. Incorporar a la mezcla la maizena, y con ayuda de unas varillas mezclar enérgicamente hasta que quede completamente integrada y sin grumos. Reservar. 

Con el resto de la leche ponerla en un recipiente apto para el microondas y añadirle el azúcar y los aromáticos, en este caso yo le he puesto una rama de canela y unas cortezas de naranja y limón. Remover con una cuchara para que se deshaga un poco el azúcar y meterlo en el microondas  durante dos minutos a máxima potencia hasta que quede caliente. Colar sobre la mezcla de yemas y rápidamente remover con las varillas la mezcla para que las yemas no se cuajen. Llevar el bol al microondas para hacer las natillas. En mi microondas panasonic, meto la mezcla dos minutos a máxima potencia. Pasado ese tiempo, remuevo con las varillas y le doy un minuto más. Con ese tiempo, ya es suficiente, las natillas tienen una textura lisa y ligera, pero si el vuestro tiene menos potencia, debéis ir dándola minuto a minuto hasta que consigáis la textura que podéis ver en el vídeo. Pasamos la mezcla a los moldes donde lo vamos a servir y colocamos encima una galleta. Guardamos en nevera hasta que estén frías y servimos con canela en polvo espolvoreada por encima. 




Hoy veremos Cómo hacer magdalenas de chocolate fáciles y económicas. Es una receta de magdalenas o muffins de chocolate, super fácil, rápida y muy rica con un intenso sabor a chocolate. Quedan unas magdalenas muy altas y esponjosas perfectas para desayunos y meriendas y usando ingredientes económicos y que todos tenemos en casa.









INGREDIENTES (12-18 unidades)

5 huevos talla M (200g huevos)
250g agua
250g azúcar
400g harina de trigo
75g cacao en polvo sin azúcar
12,5g impulsor/polvo de hornear/levadura química
250g aceite de girasol/vegetal/oliva suave
50g chips de chocolate
Un poco más de azúcar para decorar

Mezclamos huevos con azúcar hasta que doblen volumen. Añadir sin dejar de batir primero el agua y después el aceite. Incorporamos los secos, la harina, la levadura y el cacao. Terminamos con las chips de chocolate y rellenamos las cápsulas de magdalena. Las guardamos media hora en el frigorífico, precalentamos el horno a 180C, y antes de meterlas las rociamos con un poco de azúcar. Hornear unos 25-30 minutos.