Desde hace tiempo que los currys se han convertido en una adicción en casa, de carne, verduras, pescado...tengo muchos de ellos publicados en el blog, pero sin duda, mi preferido es este, el de berenjena. Le hace la competencia el de calabaza, pero creo que de los dos me roba un poquito más el corazón este. Todos son buenos si llevan su punto justo de picante y van bien acompañados. 

En la receta uso curry verde en pasta. Es el ideal para este tipo de platos. Se que hoy en día lo venden en muchas grandes superficies y no sería ningún problema encontrarlo, si no lo conseguís, añadirle solo el curry en polvo. No quedará tan picante, pero tendrá de igual forma un sabor estupendo. 


  • 40gr pasta de curry verde
  • 25gr aceite de oliva o coco
  • 400 ml leche de coco (una lata, la marca que encontráis, tiene que ser para cocinar, no de repostería)
  • 500g berenjena entera 
  • 1 cucharadita de café de curry en polvo (si no encontrais el verde, ponerle dos o tres de éste)
  • Media cucharadita de comino molido
  • Media cucharadita de canela
  • Media cucharadita de nuez moscada o zaatar 
  • Media cucharadita de pimentón 
  • pimienta y sal al gusto
  • una cucharadita pequeña de curcuma
  • 5 hojas de lima keffir (opcional, ya que sé que es difícil encontrarlo)
* Para servir. Cebolleta, tirabeques, cilantro, frutos secos troceados y Arroz.


Ponemos el aceite junto con el curry en pasta en una sarte al fuego y damos unas vueltas, sin que llegue a dorar, entonces, añadir la leche de coco y dejar hasta que rompa a hervir. bajar el fuego en ese punto y añadirle las hojas de lima, la cúrcuma, la sal e integrar y dejar cocer 10 minutos tapado. mientras en una sartén freímos la berenjena cortada en cubitos. Cuando estén listas,las sazonamos con el resto de especias (pimentón, canela, zaatar, comino, cúrcuma) y las agregamos en el curry, dejar cocer 5 minutos más. 

Para servir , cortar cebolletas y los tirabeques y cocer arroz. servir acompañado de los trabeques, la cebolleta un poco de cilantro, frutos secos troceados y el arroz en su punto.  



 


 
Una tarta perfecta para el verano o cualquier ocasión especial es esta Tarta fría de Stracciatella. Una maravillosa tarta fría, que no necesitamos horno, van todas las elaboraciones en frío y que podemos adaptar a nuestros gustos. Dejar la base con galletas ´ tipo maría´ , ponerle la versión de chocolate como hicimos nosotros o con oreos. Al igual que la decoración, dejar la capa de chocolate o añadirle encima todo lo que queramos de chocolate tipo galletas, chucherías...decoración de tartas e imaginación al poder. 

INGREDIENTES

base.
200g galletas de chocolate, maria u oreos
120g mantequilla a temperatura ambiente

Relleno.
450g griego natural
120g azúcar
125ML leche
100g chispas de chocolate o troceado de tableta 
500g nata para montar, crema para batir
5 hojas de gelatina

Cobertura.
200g chocolate para fundir postres

Poner juntos en un bol galletas trituradas previamente con un robot o un rodillo de cocina y la mantequilla y mezclar hasta conseguir que quede amalgamado. Añadir la mezcla en el molde, el mio es de 20cm y con ayuda de una cuchara estirar y aplanar sobre la base. Que quede uniforme. Reservar en el congelador.

Para el relleno, poner las gelatinas a hidratar en agua fría. Mientras calentar en un cuenco la leche junto con el azúcar 50 segundos. Sacar, añadir las hojas de gelatina y con ayuda de una cuchara mezclar hasta que se disuelvan las gelatinas por completo. Añadir esta mezcla al yogur y juntar hasta que quede uniforme. Reservar.

Montar la nata con ayuda de unas varillas, que quede semi montada, con eso será suficiente para esta receta al llevar las gelatinas. Una vez que llegamos al punto, le añadimos el yogur en hilo fino y poco a poco a la nata. Ayudándonos con una espátula mezclamos con movimientos lentos, hasta tener todo el relleno uniforme y homogéneo. Poner sobre la base dentro del molde. Dar unos golpes para sacar el aire, tapar con papel de aluminio y guardar en nevera al menos 6 horas. 

Pasado ese tiempo, derretir en el microondas con tres golpes de 20 segundos el chocolate de la cobertura. Sacar la tarta del frigorífico y añadir encima del relleno. Extender muy bien, moviendo el molde y al final con una cuchara y guardar al menos 2 horas en nevera de nuevo. Luego ya estará lista para servir. Aquí a mi me gusta hacerla de un día para otro. 




Hay recetas tradicionales españolas que son verdaderos clásicos. En casa una de ellas es la empanada gallega. Mi madre siempre hacia la receta con harina de trigo, la masa gordita y esponjosa y un relleno a las de pisto y atún. Hoy he querido profundizar un poco más, y hacer la masa de empanada, pero típica de Galicia, la más rústica que es la de maíz o millo como le dicen allí. Es una masa más difícil de trabajar, debido a que el maíz no tiene gluten, pero con un resultado increíble, tanto de sabor como visual, ya que queda con un toque rústico y dorado preciosa. 





INGREDIENTES



masa.


400g harina de maiz blanca

100g harina de trigo
15g levadura fresca panaderia Levital
475g agua
125g aceite
7g sal
1 huevo para pincelar

relleno. Pisto, atún y huevo.


Poner en un bol todos los ingredientes: harina de maíz, harina de trigo, levadura levital, agua, aceite y sal,  si lo vais a hacer a mano o en un robot de cocina. Mezclar, unos tres minutos hasta conseguir una masa homogénea. Dejarla en el mismo bol, tapada con un trapo húmedo durante una hora de reposo. 

Pasado el tiempo, poner aceite sobre la bandeja del horno. Vamos cogiendo porciones de la masa y con ayuda de las manos, la estiramos y vamos colocando sobre la superficie de la bandeja, como si fueran retales. Una vez que queda cubierta, poner encima el relleno, el pisto o frito de tomate y el atún. Y volver a repetir el mismo proceso de la base con la superficie o tapa de la empanada. A pelotones, con porciones de masa. Cubierta, con ayuda de un tenedor, metemos hacia dentro los bordes, para que no se salga el relleno y pintamos toda la superficie con el huevo batido. 

Hornear a 180C una hora mas o menos, hasta que veáis que queda dorada y cocida. Servir en caliente o frío, de igual forma está deliciosa. 









Un clásico de la repostería son las masas fermentadas y hoy os quiero enseñar como hacer paso a paso una de las más solicitadas, los donuts o donas caseras. Esta receta es la básica, con ella podréis hacer donuts o berlinas, quedarán fantásticas. Para que la receta salga bien, es muy importante respetar los tiempos de levado. Esto hará que quede una masa elástica y al freírlas queden muy esponjosos. Al terminarlos, si hacéis berlinas (sin el agujero) podéis rellenarlas de cualquier mermelada, chocolate o crema pastelera. Y si hacéis donuts, podéis bañarlos en chocolate, glasa o como nosotros, rebozarlos en azúcar. 



INGREDIENTES 

20 unidades 

610g harina de fuerza
3 huevos talla L
75g mantequilla
150ml leche
20g levadura fresca panaderia Levital
150g azúcar
10g sal fina
mantequilla temperatura ambiente

azúcar para rebozar
Aceite de girasol para ferir

Empezaremos poniendo la harina y el azúcar en la amasadora o robot de cocina (también podéis hacerlas a mano). Mezclar y añadir la levadura levital disuelta en la leche, que previamente habremos templado unos 20 segundos en el microondas. Incorporamos junto con la sal y los tres huevos ligeramente batidos. Batir tres minutos y agregar entonces la mantequilla. Dejar mezclando, hasta que adquiera una textura homogénea y que no se pegue a los dedos. Poner sobre la superficie de trabajo, con las manos enharinadas y bolear un minuto. Colocar sobre un bol con algo de harina y tapar con un trapo húmedo. Dejar levar hasta que doble su volumen.

Cuando ha doblado volumen, volver a poner sobre la superficie de trabajo, presionar para quitar la presión de dentro y con un rodillo enharinado, estirar hasta que quede finita. Tendrá presión y se encogerá, pero será buena señal. Una vez toda uniforme, con ayuda de un cortador de donuts o un vaso dar forma a las donas. Yo use un vaso para el circulo exterior y una boquilla de decoración para el interior. Ir colocándolos sobre una bandeja untada con aceite y harina. Dejar levar hasta que se formen, casi que triplican su volumen. entones, freir en aceite de girasol caliente, pero no mucho, ir dorándolos por ambos lados y sacándolos a un papel absorbente. En caliente, pasar por azúcar. 



Las cremas pasteleras son un básico en mi cocina. A parte de la receta básica, me gusta innovar y tener varias elaboraciones de sabores diferentes, para rellenar postres y tartas, y esta crema pastelera de coco es una de ellas. Para los postres de verano queda perfecta combinada con frutas o hierbas frescas. 

INGREDIENTES
en el vídeo hicimos solo la mitad de la receta.


4 yemas de huevo
500g leche de coco
40g maizena o almidón de maíz
110g azúcar
corteza de medio limón

Poner en un recipiente apto para el microondas las yemas de huevo, el azúcar y la maizena. Añadir parte de la leche de coco y remover con unas varillas hasta que quede integrado y medio disuelto. Incorporar la corteza de limón a la leche de coco restante y calentar un minuto en el microondas. Añadir sobre el resto de la elaboración,retirando previamente las cortezas de limón,  integrar y meter todo junto al microondas. calentar 30 segundos a máxima potencia. Remover. Volver a calentar 30 segundos. remover de nuevo. darle un ultimo golpe de calor de 30 segundos. Después veréis como al remover ya tiene la textura adecuada, y moviéndolo unos segundos tendremos nuestra crema pastelera lista para usar en postres o rellenos de tartas. 





Otra receta de tarta para este verano, la de limón tipo cheesecake, sin horno. Una receta super veraniega y muy refrescante con los limones. La receta original es de Las recetas de mj 


INGREDIENTES

base.
200g galletas maria
120g mantequilla deshecha

Relleno
250g queso mascarpone
200g nata para montar o crema para batir
100ml zumo de limón
100g azúcar
3 hojas de gelatina

Cobertura.
100ml zumo de limón
1 hoja de geltaina
50ml agua
50g azúcar
ralladura de limón

Poner las galletas truituradas junto con la mantequilla en el fondo del molde y hacer la base de la tarta. Guardar en nevera.

Para el relleno, poner las hojas de gelatina en agua fria a hidratar y mientras calentar un minuto el zumo de limón en el microondas. Cuando las gelatinas estén hidratadas añadir sobre el zumo de limon, y mezclar para que se deshaga. Dejar templar. 

Mientras semimontar la nata. Yo tengo las varillas, el bol y la nata en el congeldaro media hora antes para que tome frio y sea más fácil montarla. Con ayuda de unas varullas electricas o un robot, empezamos a montar la nata. Cuando va cogiendo cuerpo, ya no es líquida incorporamos el azúcar y batimos un par de minutos mas. En este tiempo el azúcar se integra con la nata y ésta queda semimontada. Reservar.

Con las mismas varillas batir un poco el queso mascarpone para que sea mas fácil trabajarlo y añadirle el zumo de limon que ya no estará caliente. Mover con ayuda de una espátula hasta que quede una mezcla homogénea. Por ultimo, añadir la mitad de la nata y con movimientos rapidos integrar. Incorporar la otra mita, y ahora lento, con movimientos envolventes mezclar hasta conseguir la masa final de nuestro relleno. Verter sobre el molde y dejar enfriar 6 horas mínimo. 

Juntar zumo de limon, agua y azúcar y calentar 60 segundos en el microondas a maxima potencia. Añadir la hoja de geltania que habremos tenido un minuto en agua fria. Mezclar con la cuchara hasta que se desintegre y añadir sobre la tarta que ya tendremos fria. Dejar en nevera 2 horas más minimo. Quedara lista para desmoldar y servir 







Un clasico que en mi casa elaboramos todo el año, la Vichyssoise o Crema de Puerros, sirviendola caliente o bien fria, como entrante o para una cena ligera. Hoy hago esta versión acompañada de un toppin bastante contundente para una comida más que una cena si se lo ponéis. 

INGREDIENTES

5 Puerros 
3 Patata medianas 
Aceite, sal y pimienta al gusto
100ml Nata
 agua hasta cubrir verdura

Topinng. Garbanzos y curry en polvo. tambien podeis ponerle mas especias como zaatar, comino, pimenton, curcuma...al gusto


 Ponnemos los puerros, bien lavados y cortados en trozos de 2-3cm en una olla, solo usaremos la parte blanca del puerro. añadiremos también las patatas peladas y cortadas en dos o tres trozos pequeños cada una, para que se cuezan antes. Dejamos sofreír con un poco de aceite de oliva a fuego medio bajo, para que se vayan mochando y el puerro pierda toda su fuerza. No debemos dejar que el puerro dore, si no que se cocine, que se cueza. Estaremos unos 10 minutos.

 Cuando vemos que esta en ese punto y pasados los 10 minutos, añadimos agua hasta que cubran las verduras y dejaremos cocinar 5 minutos más. Apartamos del fuego y trituramos con una batidora de mano, rectificamos de sal y pimienta y guardamos en el frigorífico hasta la hora de servir. 


Si queremos que quede más liquida, podemos añadirle al triturarla un poquito mas de nata, hasta conseguir la textura que debemos. Para hacer el topping es tan sencillo como poner los garbanzos en una sartén dejarlo un par de minutos, añadirle el curry en polvo , y otras especias, y dejar un par de minutos mas a fuego medio, que se saltee bien y coja todo el aroma. Y servir la crema con ellos. Fría o caliente quedara deliciosa.





A veces hago recetas de aprovechamiento para terminar aquellas verduras que quedan sueltas en mi nevera al terminar la semana, y muchas veces, salen recetas tan ricas como esta que os enseño hoy, una falsa boloñesa o boloñesa vagan de calabaza y tofu. Podéis usar tomate o carne picada, como en la receta tradicional, claro que si, pero yo, de esta forma os quiero dar una idea para que si alguna vez no tenéis tomate, o teniéndolos hay alguna verdura que se os esté poniendo pocha, le podáis dar un uso diferente al habitual. 

INGREDIENTES 4 personas 

400g calabaza 
300g calabacín 
250g tofu 
200ml agua 
especias al gusto: pimienta, sal, orégano, hierbas frescas, ajo en polvo... 

Servir. Hojas de albahaca, ralladura de limón y levadura nutricional (opción no vagan, queso rallado parmesano)



 Rehogar el tofu desmenuzado en una sartén con aove. Cuando esté doradito después de varios minutos apartar. En la misma sartén, añadimos la calabaza y el calabacín cortados en cubos pequeños, rehogamos dos minutos, incorporamos el agua y tapamos. dejar cocinar 4-5 minutos. Apartar del fuego, poner en el vaso batidor con las especias elegidas y triturar. Incorporar de nuevo a la sartén, junto con el tofu y listo. Podéis usarlo al momento, añadiéndole queso rallado a la hora de servir. O si sobra podéis congelarlo sin problema para otra ocasión.

Para servir la pasta podemos hacerlo fría o darle un golpe de sartén añadiéndole un poco de albahaca, ralladura de limón, y según vuestra opción levadura nutricional o queso parmeano rallado. 


No se cuantas versiones de tarta de manzana tengo en el blog, pero esta nada más verla supe que la tenía que hacer.  Es muy sencilla y queda visualmente preciosa, la receta original es de Eva Arguiñano. 


INGREDIENTES
molde 20cm

4 manzanas
2 huevos
100ml leche
70g Harina 
50g azúcar moreno
30g mantequilla
8g levadura química
ralladura de lima, opcional
sal al gusto

Ponemos en un bol los huevos junto el azúcar y batimos. Añadimos a continuación la mantequilla a temperatura ambiente, cuando esté integrada la leche y por ultimo los ingredientes secos, la harina y el azúcar. Cuando tengamos una masa homogénea la reservamos. 

quitar la piel de las manzanas y el corazón. Partir por la mitad, y cada mitad por la mitad de nuevo. En sentido transversal hacer láminas. Una vez cortadas las cuatro manzanas así, añadir sobre la mezcla guardada. Que queden todos los trozos bien impregnados. Poner un poco de mantequilla y harina en el molde e introducir la mezclar. Hornear de 40 a 60 minutos, en horno precalentado a 180C, calor arriba y abajo, hasta quye quede bien cocido. Dejar enfriar, desmoldar y servir.